Habéis hecho algo muy grande, pero no ha sido suficiente

las-ninas-del-infantil-del-aem-lleida-celebran-titulo-liga-conquistado-contra-equipos-masculinos-1491150931197

A estas alturas pocxs son lxs que no han oído hablar de la gran victoria de las jugadoras del AEM de Lleida. El pasado 1 de abril, un equipo de fútbol formado únicamente por niñas de unos 13 años ganaron una liga integrada únicamente por equipos masculinos.

Se trata del único equipo equipo infantil de Cataluña compuesto íntegramente de chicas. Para que las niñas de esta edad puedan competir en torneos femeninos en Lleida, como en otras muchas partes, tienen que integrarse en equipos autonómicos, la cual cosa supone una inversión en tiempo, dinero y largos desplazamientos. Esta es una de las muchas razones por las que pocas llegan a la competición (no, no es que a las niñas no les guste el futbol). La opción restante para competir en campeonatos locales es unirse a equipos de ciudad donde se convierten, en la mayoría de los casos, en “la única niña del equipo”.

Sin embargo este club, a pesar del escepticismo de las madres y padres, decidió apostar por ellas y formar un equipo femenino para que pudieran seguir compitiendo, aunque fuese contra chicos.

Tres años después, este equipo, supuestamente abocado al fracaso, es el campeón de la liga masculina, y con unos números ejemplares: solo han perdido un partido de los 22 que han jugado y han empatado en dos. Con 93 goles a favor se proclaman el equipo goleador del torneo y con 25 en contra al que menos goles han marcado.

El método utilizado, como argumenta su entrenador Dani Rodrigo, ha sido apostar por la técnica y la táctica, puesto que a esta edad ya tienen menos fuerza que los niños. Efectivamente somos diferentes, pero no por eso peores como este equipo ha demostrado.

Su entrenador elogia su disciplina y su calidad, mucha más que la mayoría de niños de la competición.

Como cualquier deportista, estas niñas consiguieron la victoria gracias a su deportividad y esfuerzo, pero, aún sin saberlo también estaban rompiendo tabús y estereotipos de género. Creo que no es necesario hablar sobre todo el machismo que rodea el mundo del fútbol, más que un artículo podría escribir un libro entero, o varios sobre el tema. Estas niñas han hablado de todos los obstáculos que han tenido que superar y todos los gritos por parte de sus contrincantes y los padres y madres de estos enviándolas a fregar, llamándolas guarras, barbies, princesas, etc. que han tenido que aguantar con la cabeza bien alta y haciendo lo que mejor saben hacer: marcar goles. Para luego ver cómo los niños contra los que jugaban se retiraban llorando (ya sabéis que que te gane una chica es un insulto para sus masculinidades).

Tras la victoria, TV3 difundió un audio de la celebración en el vestuario en el que el entrenador gritaba: “Habéis hecho una cosa muy grande, más de lo que os pensáis. Las nuevas generaciones de niñas que suban se fijarán en vosotras. Enhorabuena, campeonas”

Bien, pues como he dicho, son pocxs lxs que no han oído hablar de ellas, fue una victoria mediática que apareció en los medios de todo el mundo, alcanzó a miles de miles de personas. Lo que hicieron no fue grande, fue enorme, pero no fue suficiente para conseguir la financiación necesaria para seguir apostando por ellas y garantizar que lleguen al primer equipo y competir al máximo nivel. Tras haber aparecido en todas partes, tras convertirse en un equipo famoso, siguen sin concederles ayudas o encontrando patrocinadores. Actualmente el equipo cuenta con cuatro patrocinadores: dos de ellos ya no ponen dinero desde hace años, otro dona chándales para los entrenadores (ni siquiera para las jugadoras) y el último es Sergio González, el presidente del AEM Lleida, un hombre que hace años que apuesta por el fútbol femenino y pone el dinero de su pequeño bolsillo para tirarlo hacia delante. Porque vivimos en una sociedad en la que apostar por un equipo femenino es tirar el dinero a la basura. Es aquí donde esas diferencias de las que os hablaba se convierten en desigualdades, en discriminaciones. Si no se juega como lo hacen los hombres (sin importar que lleve a la victoria o no como ha quedado demostrado) no vale y no merece la pena invertir ¿existe algo más androcéntrico? En Lleida y en otras muchas poblaciones hay muchas empresas que podrían invertir los 10.000 euros que necesitan y apenas les supondría nada, más visibilidad, mejor imagen, y por qué no, colaborar con la igualdad. Pero sigue sin valer. “Yo pensaba que este revuelo despertaría el interés de algún patrocinador o alguna marca, pero nada. Cuando les explico que es un equipo femenino, ni un duro”, dice Sergio.

Las empresas no lo harán, pero sí está en nuestras manos donar para apostar por el fútbol y el deporte femenino. Han lanzado la campaña de recolección de fondos “las barbies también juegan”, cansadas de que les dijeran, árbitros, padres, madres y contrincantes, que solo servían para jugar a barbies se han hecho suyo el lema y quieren demostrar que no son princesas, ni muñecas, ni chachas, son deportistas. Colabora para romper el techo de cristal del fútbol femenino, para que lleguen a lo más alto y jueguen en primera división algún día, para que sigan compitiendo y para aumentar el número de equipos.

Solo por ser mujer

Es vergonzoso que un deporte con tanto éxito mundial como es el fútbol (así como tantos otros deportes, por no decir todos) discrimine a la mujer. Hasta hace unos meses las jugadoras de Primera División ni siquiera tenían contrato, ya no hablamos de poder vivir de ello, solo unas pocas consiguen un salario para poder dedicarse, hablamos de derechos básicos. ¿Cómo podemos hablar de igualdad cuando no existe ni un salario mínimo para las jugadoras? ¿ni un rayo de luz al final de todo el esfuerzo y sacrificio? Solo prejuicios, obstáculos y palos en las ruedas. No hay una inversión en el futuro de nuestras deportistas, ¿es esto igualdad? Las diferencias no pueden ser discriminaciones.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s